#1 Trabajo, Día III

Tercer día. Tercera serie de horas consecutivas reordenando el archivo. ¡Arranca las hojas de sus grapas, como un vikingo arrastra a la cautiva alejándola de sus hijos! ¡Sepáralas y escoge las puras, rompe las inútiles como herejes del orden! ¡Grapa a las escogidas!

“Repita luego el proceso con 15’000 albaranes y obtendrá un archivo ordenado.”

Ha sido hace poco, desgarrando una hoja con un violento tirón y haciéndola chillar, cuando entendí que la burocracia no tiene fin, jamás terminará el papeleo. El ser humano ha sido creado por un Dios Funcionario, que recibió la orden por cuadruplicado de otro Dios Supervisor, quien sólo desea obtener buenos resultados en la revisión bi-eternal de Creaciones para que uno de los Dioses Directores lo ascienda. El ser humano ha sido creado para alimentar al papeleo, es pura carne enlatada en sus músculos, aguardando el instante en que los impresos lo devorarán, los clips lo atravesarán, los post-it lo vestirás de horror y será clasificado como “ente pensante” en un oscuro cajón de un oscuro almacén, en un rincón perdido del infierno, referencia ZR-734091.

El ser humano está condenado pero no a la muerte: antes existió el orden administrativo, luego el archivo, por último las normas. Con el espacio restante se creó el alma y con un último suspiro casi imperceptible esta dejó escapar la libertad, que es la pena preparada para el hombre. Pero también este tétrico reglamento se conserva en la otra jerarquía: van creando en voz baja, sonriendo con nerviosismo cuando un superior les da una palmada en la espalda, escupiendo enfadados cuando reciben una reclamación, odiando y amando como todos los Dioses fatigados en el trabajo apresados por la Ley. De vez en cuando todos los Dioses desde sus mesas miran hacia arriba asustados, hacia el Dios-Estado, que los observa y les recuerda con voz poderosa “no temáis: esta empresa no quebrará nunca”.

El Dios-Estado sólo necesita mirar hacia abajo. 

Anuncios

~ por Verzo en julio 20, 2007.

Una respuesta to “#1 Trabajo, Día III”

  1. El primer día, Dios creó las fábricas.
    El segundo día, creó las cadenas de montaje.
    El tercer día, creó las materias primas.
    El cuarto día, creó los medios de producción.
    El quitno día, Dios creó El Estado.
    El sexto día, Dios iba a hacer algo, pero El Estado le puso una multa.
    El séptimo día, Dios ya estaba en la carcel, por librepensador.

    ¿O no era asi?

    Piensa siempre antes de postear si, con ello, aportas algo al nacional-socialismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: