#20 Sin horarios

El martes tenía que pasar el día entero en la Universidad. Mucho tiempo muerto entre clases inútiles. ¿de verdad vale la pena el sacrificio de sentirse responsable? Tenía que madrugar y para elo necesitaba unas buenas horas de sueño, algo que me cuesta conciliar a menudo. Ya tengo problemas para ello, pero si conspiran contra mí es del todo imposible.

Han llamado a la puerta con insistencia alcóholica. Abro: Berensky trae a Helarte que está sangrando y lleno de moratones. Detrás Jalik está fumando en el pasillo. Los dos primeros entran sin mediar palabra, pero él se queda fuera.

“Te los traigo para ver que puedes hacer con ellos” dice, y se marcha. Se siente tan especial, él, cuando está tan misterioso. Si no fumara nunca podría serlo, siempre sería normal y aburrido.

Helarte se ha desmayado. Berensky ríe.

“¡Si vieras que pelea!” exclama orgulloso “Les hemos pegado una paliza tremenda”

Los miro. Helarte está manchándome de sangre la alfombra y Berensky se ha ido a la nevera a servirse una cerveza. Maldición, me digo, está sirviendo dos. Eso significa que quiere que vayamos a la terraza para poder contarme la pelea con detenimiento, mientras Helarte se queda inconsciente y sangrante en el suelo.

No voy a poder dormir, otra noche más…

Anuncios

~ por Verzo en octubre 16, 2007.

Una respuesta to “#20 Sin horarios”

  1. tus amigos te boicotean tu futuro… si no lo boicoteaste tu antes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: