#63 Doble

Me despierto en medio de la noche con un grito de sorpresa. Mi grito. ¿Que es eso? me pregunto. Ah, es la resaca, o el dolor de cabeza, o la borrachera, o los paralelepípedos. ¿Cuantas cervezas han sido esta vez? Pocas, pero esos austríacos saben lo que se hacen.

Veo doble en la oscuridad que es como ver dos veces la penumbra. La sombra delante de mí se parece a Víctor preguntándome que me pasa. “¡A tí te lo voy a contar!” tartamudeo con un gruñido de mi lengua hinchada “sólo le digo la verdad a las paredes y a Anastacia. Por cierto, Anastacia ha muerto. Hoy.”

El falso Víctor me interroga. “El exterminador” le respondo. La sombra se disipa y yo veo mis cuatro manos intentando atrapar las sábanas para taparme. Un caos de dedos se entrecruzan y se deshacen, entonces me convierto en un cangrejo que habla con unos rumanos en la cubierta de un barco a la deriva. La niebla con su forma genérica.

“Sabes, eres como el Pacto de Varsovia” le digo a una “pero no te ofendas: tenían a Albania”. Se ofende, me tiran por la borda, despierto de nuevo.

Madrugada dolor de cabeza de un viernes.

Anuncios

~ por Verzo en octubre 11, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: