#103 Love me like an electric eel

“¿Has escuchado algo de lo que te he dicho?”

“Sólo el principio y el final.” Se quedan mirando. “Creí que bastaría con escuchar tu introducción y tu conclusión, podía saltarme el cuerpo argumentativo de tu discurso y pensar en otra cosa.”

“Me desesperas” puñetazo en la mesa “Bueno, es igual. ¿Que opinas?”

“Pues no he entendido bien si me amas o no” dice él.

“…” se lo mira perpleja “¿Pero que coño estas diciendo? Te estaba contando lo del cumpleaños, joder. No me has escuchado.”

“Sí, sí, creo que sí lo he hecho” aparece una mosca, revolotea, sube y baja por la esquina y esquiva un cordel que cuelga (¿de donde cuelga?) para proseguir su exploración en espiral de la habitación. La mosca desaparece un segundo y reaparece tras los libros de la mesa, posándose con delicadeza sobre la guía teléfonica “pero lo del cumpleaños…”

“¿Qué? ¿Qué es lo del cumpleaños?” y se muerde la lengua para no gritarle. “¿Y que es eso de amarte o…?”

“Ah, eh, si, eso.” ¿Donde estaba la mosca? ¿Habría entrado sólo para buscar un teléfono en la guía? “No me olvidé del cumpleaños, tranquila.”

Se levantó. Miró a uno y otro lado, después se encaminó con decisión a la puerta.

“A.. ¿A donde vas?” preguntó ella exasperada.

La mosca no podía andar lejos.

Anuncios

~ por Verzo en febrero 28, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: