#118 Fantasmas

Estoy bien, pero el gato no me deja dormir. Maulla desde la alfombra, desde la silla, desde el armario. Después mira a un lado y a otro, como si acabara de oir su propio sonido y se sorprendiera. 

El baile nocturno dura toda la noche, toda la semana. Al fin, hay una mañana en la que no escucho la alarma y me quedo dormido. Pierdo el día.

– Pero, si tu no tienes gato…

Supongo que ese es el problema.

Anuncios

~ por Verzo en abril 23, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: